martes, 28 de enero de 2014

Mis profesoras me ayudaron a ser persona y me entrañaron con la Institución

María Ángeles Malo Carriazo

He trabajado en el Colegio alrededor de 20 años. Me jubilé en 1992. Además de otras materias, sobre todo, he sido siempre profesora de Lengua en EGB, 7º y 8º. Así es como más me conocen mis antiguo/as alumnos/as que me siguen recordando y aunque esté feo decirlo, agradeciendo.

Fui alumna del Colegio, interna durante mis 7 años de bachillerato, en aquel plan antiguo que terminaba con el famoso Examen de Estado. Ahí están las raíces de lo que he sido después. ¡Qué profesoras tuve!: Magníficas educadoras, profesoras, mujeres, teresianas. Me ayudaron a ser persona, me entrañaron con la Institución. Tuve también la suerte de conocer a Josefa Segovia y hablar con ella, incluso escucharla, ya que cuando venía a Jaén, siempre nos reunía a las alumnas.

De mi etapa de profesora como he dicho antes, lo que más destaco es mi relación con los alumnos. Me aceptaban como era, es decir, exigente. Ellos/as sabían, como les decía yo misma: “Para mí es una cuestión de conciencia procurar sacar lo mejor de vosotros, y también para vuestros padres”. El resultado es que, aunque la asignatura podría ser árida, sacábamos otros filones más divertidos y formativos: teatros, declamaciones, juegos… Otra cosa muy positiva ha sido el trato, relación y cariño con mis compañeros de profesión. ¡Qué buenos ratos compartidos  y cuánta ayuda en los momentos más difíciles!

oOo

1 comentario:

  1. Que orgullo recoger la antorcha de tan buenas personas, buenas profesionales. Gracias Encarnita, Mª Aurora,Mª Dolores, Luisa, Mª Ángeles. Aquí seguimos continuando la obra de Pedro Poveda que vosotras nos habéis entregado. Seguimos contando con cada una.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario