domingo, 19 de enero de 2014

Sigo unida a vosotros

Lina Piñar

Queridos amigos y amigas del Pedro Poveda de Jaén:

¡Muchas Felicidades! Habéis llegado a los cien años de vida. Y yo me siento celebrando este Centenario como parte de la historia de ese querido colegio.

Llegué a él por primera vez, a los diez años, asustada ante el cambio y con mil temores ante lo desconocido… Todo era nuevo para mí, pero tengo que reconocer que me sentí a gusto casi desde el principio. Pronto pasó a ser mi segunda casa. Fue un periodo importante en mi vida y me marcó para continuar el camino.

Después: estudios, comienzo de la profesión, apertura a lo nuevo… y vuelta al colegio (mi colegio). Allí comencé una etapa como educadora, aprendiendo mucho, junto a compañeros y compañeras que me animaban e impulsaban cada día. Recuerdo con gratitud la relación de compañerismo y amistad con los que trabajé y con las familias que me animaron en la tarea.

Foto del claustro del Poveda año?

Poveda ha marcado mis pasos, y Josefa Segovia ha sido, y sigue siendo, compañera de camino.

Mi vida está hecha de recuerdos que me ayudan a mirar con gratitud el pasado, a reforzar el compromiso con el presente y a mirar el futuro con esperanza.

Lina Piñar con profesorado del Colegio

Algunos de los recuerdos en el Colegio, que acojo agradecida:

La alegría de los niños al entrar al colegio, el olor a jazmines…
Las clases de pequeños y mayores, llenas de vida y ganas de aprender, mis alumnos y alumnas, de los que aprendí y aprendo cada día. Ellos dan sentido a lo que hago y mantienen mi esperanza
Las fiestas y celebraciones, preparadas con mimo y empeño por parte de todos…
El túnel, la campana, la fuente… la puerta
La actitud acogedora de cada persona, el encuentro con profesores para aprender juntos, la superación de conflictos desde el cariño…
El encuentro con antiguos alumnos y alumnas y padres y madres queridos para mí.
Las visitas a la Capilla y al “museo” para aprender de la Fuente y contar con la fuerza de la palabra siempre nueva de Poveda…
Tantas personas y hechos que han ido entretejiendo mi historia.


Lina Piñar con Carmen Velasco y Encarnita Molina
Sigo unida a vosotros, compartiendo la ilusión y el empeño en la tarea de cada día. Ojalá la idea buena de Pedro Poveda marque siempre este camino compartido.

Celebro los cien años con vosotros con el corazón agradecido a cada compañero, cada familia y sobre todo a cada alumno y alumna, don y tarea en mi vida.


Gracias


Lina Piñar. Enero, 2014. Santander





1 comentario:

  1. Gracias Lina, contar con los que habéis hecho posible este sueño que ahora otros compartimos es una suerte.
    Un abrazo
    Ana Mari Quirós

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario