jueves, 27 de febrero de 2014

¿Te he contado cuando yo era profesora y amiga de Pedro Poveda y Josefa Segovia?


Garbiñe Álvarez de Pablo

-¿Te he contado cuando yo era profesora y amiga de Pedro Poveda y Josefa Segovia?


Éstas eran las palabras que mi bisabuela Paquita, de 94 años y con demencia senil, me dirigía cada vez que me veía. Me contaba lo feliz que fue, lo mucho que aprendían y lo aplicadas que eran las alumnas. La obra tan bonita que había fundado el padre Poveda, y el valor de su filosofía.

Promoción 83-93
Empiezo así este relato porque lo descrito muestra lo importante de la esencia. La esencia es lo que queda, la esencia es lo que se lleva y lo que se transmite. Y todos los que hemos pasado por el colegio Pedro Poveda llevamos esa esencia.

Cuando uno terminaba el cole, se iba triste, pero a la vez contento de hacerse mayor y encarar un futuro algo incierto. La pérdida de contacto con los compañeros era inminente a la salida de los institutos; muchos de nosotros nos fuimos fuera a estudiar. Yo terminé mi promoción en el 93, y ahora, 20 años después, los compañeros nos hemos localizado y hemos organizado una comida a la que asistiremos 23 personas. Y aquí es donde se demuestra la esencia. La mayoría de nosotros estamos casados, tenemos hijos, y un montón de obligaciones y compromisos que cumplir. Y sin embargo hemos conseguido aparcarlo todo para poder asistir y pasar un día juntos. Ya hemos mantenido contacto a través de las redes sociales y hablamos como si nos hubiésemos visto ayer. Y aunque no lo sepamos, aunque algunos ni lo imaginen, la esencia que dejó el colegio en nosotros es lo que hace que estemos felices de volver a juntarnos.

Mi bisabuela, 94 años después, mantenía viva en su mente y en su retina la gran experiencia vivida en los años de fundación del colegio. Yo, 20 años después, estoy ilusionada por volver a ver a mis compañeros a los que quiero como el primer día y con los que quiero compartir mis experiencias y mi corazón a pesar de los años.

Este es el Pedro Poveda, un colegio que forma, imprime carácter y, sobre todo, mucho amor.

Un saludo de Garbiñe Álvarez de Pablo

oOo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario