viernes, 27 de junio de 2014

Hacedores de sueños



Hacedores de sueños:
Pedrito Viajero y Pepita Segovia
en compañía del claustro de profes del Colegio


Pedrito Viajero y Pepita Segovia


Tras el claustro final de curso 2013-2014

Fotos tomada por Maxi Tomé





oOo


miércoles, 25 de junio de 2014

Palabras de despedida en la graduación de la promoción del centenario


DISCURSO DE LOS PADRES EN LA FIESTA DE GRADUACIÓN 
CURSO 2013-2014


¿Quiénes son los más valientes, intrépidos, temerarios, arriesgados? Los jóvenes. ¿Quiénes son los que tienen ideales, los que se olvidan de sí? Los jóvenes. Me preguntaréis ahora qué podéis hacer. ¡Oh juventud, arma poderosa, brazo casi omnipotente, fuerza del mundo! Sea vuestra primera meditación ésta. Somos jóvenes: todo lo podemos. Somos de Dios: todo lo bueno podemos”.

Estas palabras las escribía Pedro Poveda en 1.933, casi al final de su vida, sintetizando toda una trayectoria en la que la juventud había ocupado siempre su afecto y su actividad.

Hemos querido que sea él el que iniciase este humilde discurso que os dirigimos a vosotros, nuestros hijos. Por eso, con su permiso, y sabiendo que ya nos está animando a continuar, comenzamos.

Buenas noches: Sra. Directora, estimados Profesores, Personal no docente, padres, madres y, como no, buenas noches queridos alumnos y alumnas de este gran colegio “Pedro Poveda”.

Es para nosotros una satisfacción y una gran alegría poder representaros a vosotros, padres y madres de este grupo maravilloso de jóvenes, que hoy llegan al final de otra etapa y que tienen que decir adiós a este colegio.
Habéis de saber, ante todo, que Pedro Poveda y Josefa Segovia, estarían orgullosos de todos vosotros. De nuevo se vuelve a cumplir el objetivo marcado hace ahora 100 años por la institución teresiana en este centro: encontrar a Dios mediante la enseñanza.

Casi sin darnos cuenta, llegó el momento. Parece mentira, pero han pasado 12 años ya. Para algunos incluso más.

Todos vosotros lleváis ya algunos meses recordándonos cosas que os han pasado en este colegio durante estos años. Cosas buenas, por supuesto. Las malas se olvidan. Nos habéis recordado vuestros viajes a Guadix, a Los Negrales, a Sierra Nevada. Vuestras funciones de teatro y Navidad. Vuestras colaboraciones en el día de la Solidaridad con vuestros talleres y con la cruz de mayo. Y vuestros destrozos, que todo hay que decirlo. Y también, cómo no, vuestros amores y desamores.

Las aulas del colegio “Pedro Poveda”, con su peculiares nombres: mariquita, pollito, luna, sol, guardarán vuestras risas... vuestras charlas permanentes... vuestros enfados... vuestras alegrías y vuestras tristezas.

El patio quedará como testigo mudo de tantos secretos, de tantas vivencias y de tantos encuentros familiares en los momentos de celebraciones...

Hoy es el día de partir, de dejar una etapa de vuestras vidas para comenzar otra nueva. Seguramente en vuestros corazones hay, al igual que en los nuestros, sentimientos tan contradictorios como la alegría y el triunfo o la tristeza y la pérdida, aunque el balance, estamos seguros, es positivo en todos los casos, de una u otra manera.

El paso que dais no es fácil. No resulta fácil tampoco para nosotros, padres y madres, decir adiós a un grupo de “personitas” a las que hemos visto crecer día a día y que año tras año habéis ido ganando un lugar en el corazón de esta gran familia que es el colegio “Pedro Poveda”.

Al inicio de aquella “aventura”, nuestro único objetivo era apoyar y sumar nuestro esfuerzo en el logro de una educación de calidad para nuestros hijos. Por eso tomamos la decisión de que este colegio fuese para vosotros una segunda casa muy semejante a la nuestra. Educación, amor, familia y saber estar: todo lo que unos padres quieren ofrecerle a su hijo. Este colegio nos daba esa oportunidad y así nos embarcamos en vuestra formación.

Con la misma ilusión que vosotros, os traíamos al colegio confiados en que aprendieseis y fueseis felices a vuestra manera. Si echamos la vista atrás, quién no se acuerda de ese primer día de clase con apenas 4 años. Algunos nos fuimos preocupados. ¿Llorará?, ¿sabrá ir a hacer pipi solo o se lo hará encima?, ¿se comerá la merienda?, ¿qué maestra le tocará? Aquellos pequeños bajitos o “locos bajitos”, como diría Serrat, que llegaron con sus caritas asustadas los primeros días de clase, hoy se nos han convertido en jovencitos que no sólo han crecido en años, sino que también han progresado en algo tan valioso como son los valores del compañerismo, el respeto, la amistad, la solidaridad y la responsabilidad. Valores que, sin duda, fueron inculcados por las familias, pero que fueron potenciados en nuestro colegio y que perdurarán en vosotros toda la vida

En esta nueva puerta que la vida os abre, las decisiones salen casi, solo casi, de vosotros, porque nosotros seguimos estando a vuestro lado para enfrentar una nueva etapa de vuestra vida. Vuestro futuro debe de ser claro, aunque la realidad que nos están pintando no sea demasiado buena, pero aquí en estas cuatro paredes habéis aprendido a ser personas que saben valerse por sí mismas. Aprovechad lo aprendido, sed inteligentes y trabajad sin perder de vista las órdenes de vuestro corazón y las experiencias ya vividas

LOS PROFESORES, que con su enseñanza y dedicación, os brindaron herramientas para vuestro futuro, hicieron suyas las palabras de Pedro Poveda “Con dulzura se educa, con dulzura se enseña, con dulzura se consigue la enmienda".

Hay un dicho que reza: “No hay escuela sin maestro”. Bueno, pues este centro es una gran escuela, llena de grandes maestros profesionales, cumplidores, altruistas que han ofrecido a nuestros hijos el mismo cariño que nosotros, sus padres.

Gracias a todos y cada uno de ellos que han sabido “procurar que todo alumno dé de sí todo lo bueno que pueda dar”. Todos ustedes han formado parte de nuestras familias, de nuestras vidas. Siempre estarán presentes en nuestros corazones.

Sabemos lo difícil que resulta muchas veces la ardua tarea de enseñar a los chavales, por eso no queremos dejar pasar esta oportunidad para pedir disculpas a todos los que han formado parte de este proyecto educativo, por los momentos poco afortunados que pudimos haber tenido y, sobre todo, queremos agradecer a cada uno de ustedes su dedicación y cariño para con nuestros hijos. Siempre estarán en nuestros recuerdos y, a buen seguro, en los de todos nuestros hijos.

Queridos jóvenes, de este colegio os lleváis en vuestras gastadas mochilas cosas que nunca habéis de olvidar:

Agradecer la vida, ya que cada uno es protagonista; agradecer la amistad, que no nos deja sentirnos solos; agradecer los recuerdos, que alimentan el alma; agradecer el ayer y el ahora, para vivir plenamente.

Valorar la felicidad, buscándola en cada momento; valorar los sueños, que nos dan fuerza y nos recuerdan que estamos vivos; valorar las palabras, porque una palabra de aliento ayuda.

Y aprender a no darnos por vencidos, a amar sin rencores, a creer en uno mismo, a luchar y jamás volver la espalda, a escuchar.


Sabed también que hoy nos sentimos orgullosos de vosotros por la formación y los valores que habéis conseguido. Estamos convencidos que seréis capaces de desafiar al mañana y de afrontar el nuevo camino que hoy comenzáis a vivir. Y si tropezáis no os preocupéis, levantaos, sacudid el polvo de vuestras rodillas y seguid adelante. Este grupo de jóvenes, vosotros jóvenes, ir tendréis un sello especial allá donde vayáis y seguramente sabréis aplicar todas esas vivencias de valores desarrollados en el colegio “Pedro Poveda”.

Tened en cuenta que los años que habéis pasado aquí y los que os quedan de enseñanza allá donde vayáis seguramente serán los mejores años de vuestra vida. Aprovechad cada día como si fuese el último, seguid cultivando la amistad y la solidaridad que habéis sembrado en este patio y en estas aulas y no perdáis ni un minuto en enemistaros, entristeceros ni en ver pasar la vida sin participar en ella. Saboread cada bocado de vuestra existencia y vivid, que el mundo es vuestro.

Para terminar nos gustaría citar unas palabras del gran escritor, premio Nobel, fallecido recientemente, Gabriel García Márquez.

"No llores porque ya se terminó... sonríe, porque sucedió”.

Ahora alzamos la vista y ya no vemos a aquellos niños que lloraban sin consuelo el primer día de colegio. Ahora vemos a un puñado de adolescentes con el rumbo aún un poco perdido pero con el alma llena de bondad y de vida.

Gracias a vosotros por ser nuestros hijos.
Gracias por vuestro esfuerzo, por vuestro tesón y sobretodo, por ser lo que sois: grandes personas.

Os queremos.


martes, 24 de junio de 2014

Creo que vengo demasiado bien vestido -pensé.

José Luis Lomas,
profesor del C. P. Poveda de Jaén

Mi intervención en el Panel del 
I Centenario de la Institución Teresiana en Jaén

'100 años haciendo realidad tu sueño'

Agradezco a la Institución Teresiana por invitarme a compartir esta tarde y en este lugar (La Real Sociedad Económica de Amigos del País -de la que formaron parte Pedro Poveda, y luego Josefa Segovia-), mi testimonio y una reflexión como educador del Colegio Pedro Poveda de Jaén.

'Cien años haciendo realidad tu sueño' es el lema elegido por el profesorado del Colegio para reiterar nuestro compromiso con aquella 'idea buena' que Poveda y Josefa Segovia hicieron realidad en nuestra provincia.

En mi intervención haré alguna referencia al ayer del Colegio y pondré el acento en nuestro presente, en el aquí y el ahora, en nuestros sueños, en nuestro perfil de educadores, en cómo y desde dónde vivimos los rasgos de la pedagogía povedana y hacia dónde ponemos nuestra mirada comprometida con el futuro.

INTRODUCCIÓN

'Corre el 17 de julio de 1913.
El coche de caballos que coge Don Pedro al bajar del tren sube por el Paseo de la Estación. Desde la ventanilla se percibe el horizonte de crestas azuladas que ponen fondo al paisaje de Jaén. La luz diluye la mañana transparente. Delinea los crestones del Aznaitín, Zumel, Mágina y el perfil del Castillo de Santa Catalina, cuya torre albarrana se empina sobre un mar de olivos. Al borde de la torre, los matacanes asoman al vértigo'.

Así relata Flavia Paz Velázquez, en sus Cuadernos biográficos la llegada de Pedro Poveda a Jaén, a las puertas de la apertura de la Academia-internado.

Pedro Poveda creyó decididamente en el poder transformador de la educación y en el diálogo de la fe y las culturas en unos años convulsos en los que la educación era fundamentalmente laica y accesible a pocos.

Su capacidad crítica para mirar la realidad del momento y las necesidades socioeducativas de su entorno; su enorme confianza en las personas y su incansable trabajo en la formación de educadores comprometidos en el aquí y el ahora son, entre otros, algunos de los rasgos de su fisonomía como educador.

Pero esto lo supe después...


MI LLEGADA AL COLEGIO Y MI ENCUENTRO CON LA IT

Conocí el Colegio Pedro Poveda durante mi periodo de prácticas cuando cursaba tercero en la Escuela de Magisterio de Jaén.

Fue Doña Mercedes Lamarque, mi profesora de Pedagogía, quien me guió hasta él y desde entonces toda mi vida profesional -y en parte, sin duda, también personal- se ha desarrollado entre sus paredes abiertas al interior de su vestíbulo con arcos de ladrillo, su fuente callada o sus patios engalanados por la buganvilla y sus tres palmeras-, y mirando al exterior a través de su inconfundible cancela testigo del trasiego de tantas personas y proyectos.

Llegué una mañana de abril, con 21 años, una carpeta nueva y vestido de domingo.

Me recibió la directora, María Luisa Piñar, y aún hoy recuerdo aquel primer contacto tan personal, tan cercano y familiar, tan teresiano sin duda que me dejó un poco desconcertado:

-'Creo que vengo demasiado bien vestido', pensé.

Enseguida noté que allí iba a estar bien y más tarde me daría cuenta de que ese clima que allí se percibía no era otro que el que Pedro Poveda había pensado para sus primeras academias.

'A medida que Pedro Poveda sentado en su asiento se adentra en Jaén, -relata Falvia Paz Velázquez, la ciudad se abre. Se aproximan las torres de San Ildefonso, San Bartolomé, San Andrés... Los viajeros se apean en la Plaza de las Palmeras. Desde la calle de la Carrera llega un murmullo de vida matinal... Maletín en mano, don Pedro se encamina hacia la plaza de Santa María'.

Cada mañana de mis prácticas llegaba con la cabeza llena de contenidos que había aprendido en las clases de Magisterio: didácticas varias, metodologías, organización de Centros, psicopatologías... pero salía con el corazón lleno de vivencias y con una intensa sensación de tener clara mi vocación.

Aprendí mucho de mis primeras profesoras de prácticas (María Ángeles Malo, María Aurora de Torres, Mª Angustias Reyes, Mª Dolores Molina, teresianas ellas, o Amparo Senovilla, profesoras de Lengua, mi especialidad) y de tantas otras que sin ser mis tutoras, me ayudaban continuamente y me aconsejaban en mis primeros pasos.

Aquel colegio era un auténtico laboratorio de enseñanza y aprendizaje, allí se desarrollaban las mejores metodologías y el mejor trato en una auténtica relación, casi familiar, entre las profesoras y sus alumnas de las que también aprendí: ellas felices porque yo era su primer profesor; y yo, con algún miedo viéndo rodeado de tantas mujeres.

Subía y bajaba diariamente por sus escaleras, desde la Capilla (que había sido recientemente remodelada por Don Luis Berges) o la biblioteca (repleta de volúmenes, escrupulosamente ordenados), hasta el laboratorio de Ciencias Naturales (presidido por Pepito, el esqueleto) o el Aula de Plástica (desde donde se divisan Jabalcuz y los altos de la Catedral de la Asunción).

Entre clase y clase, a veces nos parábamos en el cuarto de profesores, tan pequeño como acogedor, donde compartíamos nuestro trabajo, nuestras experiencias, nuestros logros y nuestras dificultades.

Pasó la primavera y acabó mi período de prácticas, me marché con tristeza.

En unos meses debí cambiar aquella carpeta nueva azul por un petate verde y me fui a la mili donde pasados unos meses recibí la carta de Mª Luisa Piñar animándome a formar parte de aquel pequeño claustro. Sin dudarlo, acepté.

Mis dos primeros cursos se desenvolvieron en los primeros niveles, con niñas de babis impolutamente blancos que pululaban alegremente en los tiempos de recreo; al cabo de dos cursos, pasé a 7º y luego 8º de EGB.

Aún hoy, transcurridos más de 30 años, recuerdo vivamente aquellos primeros cursos y gracias al Colegio comprendí cuál sería mi vocación.


Pero, ¿qué hacen especialmente atractiva la pedagogía de Poveda?


ALGUNOS RASGOS DE LA PEDAGOGÍA DE P. POVEDA

Durante sus años de estancia en Covadonga (1906-1913) y tras su experiencia pastoral y social en Guadix, Pedro Poveda estudia de cerca la realidad educativa española de su tiempo, allí reflexiona, estudia, proyecta y comienza a 'soñar' con los maestros.

Poveda pone en el centro de su concepción pedagógica a la persona. En el Boletín de las Academias Teresianas, octubre 1916, escribe:

'La verdadera educación debe distinguirse por su carácter eminentemente humano...'

Poveda posee una enorme capacidad para mirar la realidad, para descubrir lo nuevo, para interpretar el signo de los tiempos.

Es capaz de crear espacios y ambientes educativos donde cada uno pueda desarrollarse, crecer, comunicarse, compartir y sentirse a gusto, como en familia.

Su propuesta pedagógica, de gran fuerza transformadora, pone su mirada en los excluidos, desde una misión ética y de fe.

La Pedagogía de Poveda es una pedagogía para el aquí y el ahora, 'con la cabeza y el corazón en el momento presente.'

Pero, ¿cómo es este aquí y este ahora educativo, cuáles son los retos y los desafíos de la educación hoy?


ALGUNOS RETOS Y DESAFÍOS EN LA EDUCACIÓN HOY

Estamos viviendo un momento excepcional en la historia de la humanidad, en un cambio de paradigma, en una 'segunda modernidad'.

Los modelos culturales que hasta hace poco han sido bastante homogéneos están sufriendo un profundo cambio.

Vivimos una preocupante crisis en la autoridad y un apabullante desconcierto en una sociedad fragmentada, cambiante.

El exceso de información y la inmediatez relegan el acto reflexivo de nuestros alumnos de esta generación del milenio.

La sociedad sigue incrementando enormemente su conocimiento colectivo, pero simultáneamente ve cómo sus convicciones, certezas, valores y actitudes se están difuminando en un relativismo que provoca incertidumbre y desorientación.

Las nuevas tecnologías de la información y la comunicación están creando nuevas culturas y nuevos cambios en nuestros modelos de relación humana.

Esta modernidad ha llegado a generar una sociedad insolidaria, más exigente con sus derechos que con sus deberes.

Y en este contexto social, ¿cómo y desde dónde vivimos los rasgos de la pedagogía povedana en nuestro Colegio?


EL COLEGIO PEDRO POVEDA HOY: algunos de nuestros rasgos educativos

La intuición de Pedro Poveda continúa dando sus frutos a favor de una educación transformadora y coherente con los valores del Evangelio. Los educadores de nuestro Colegio, al estilo povedano:
  • Tenemos conciencia y sentido de la vocación, procuramos la coherencia de vida entre pensar, sentir y actuar y asumimos el paradigma humanizador abierto a la trascendencia.
  • Seguimos apostando por la innovación educativa. Sabemos que para innovar hay que crear y para crear hay que cuestionarse, investigar y arriesgarse para construir la identidad educadora que nos permite desarrollar nuevos proyectos educativos.
  • Sabemos que nuestros proyectos educativos exigen gestión participativa y corresponsable, mirando siempre a nuestro contexto social desde una visión inclusiva.
  • Y también sabemos que hoy es un imperativo la incorporación del trabajo en red (territorial, sectorial y global), con conciencia de ciudadanía global, capaz de dar respuesta a la realidad social y a su transformación.

'Haciendo realidad nuestros sueños' Hoy, 100 años después
  • El Colegio Pedro Poveda sigue empeñado en dar respuestas educativas que aseguren la atención a la diversidad personal, familiar, cultural y curricular de nuestro alumnado por el que nos preocupamos más allá de lo académico atendiendo especialmente a los más desfavorecidos.
  • En el Colegio Pedro Poveda anunciamos explícitamente la fe a los niños y los jóvenes de hoy, con un lenguaje adecuado, ofreciéndoles experiencias significativas que les lleven a comprometerse con la realidad, de aquí nacen las experiencias de voluntariado:
  • Alumnos solidarios: chicos mayores que ayudan a los pequeños en sus estudios
  • Desayunos solidarios: en colaboración con el Centro Jordán y la Parroquia de San Ildefonso
  • Grupos activos de ACIT Joven y Pre Acit.
  • Ofrecemos nuestro espacio para la impartición de clases de español para inmigrantes: Proyecto Rajab.
  • El Colegio Pedro Poveda promueve una Cultura de la paz y desarrolla habilidades y técnicas de resolución de conflictos, en un clima de expansión, alegría, libertad y relación cercana con el educador que busca alternativas no violentas en la convivencia, por eso pertenecemos a la Red Escuela espacio de paz.
  • En el Colegio Pedro Poveda, ofrecemos una Escuela de Padres y madres, como recurso de orientación y formación a todas las familias.
  • El Colegio alienta la labor del AMPA y de la Asociación de alumnos animándolos al desarrollo de un espíritu crítico que les ayude a ser ciudadanos comprometidos y responsables.
  • El Colegio Pedro Poveda anima al profesorado a ser profesionales innovadores a través de sus Planes anuales de formación.
  • En el Colegio Pedro Poveda se crean las condiciones que permiten nuestra apertura al contexto local, regional y global desarrollando entre otros el Plan de Bilingüismo o el Plan Comenius.
  • En el Colegio Pedro Poveda nos abrimos a nuestro entorno a través de nuestra página Web, redes sociales, revista Buganvilla, blogs de aula, el recién nacido Blog del centenario o la plataforma de Red de Centros de la Institución Teresiana.
'El 18 de octubre -cuenta Flavia Paz Velázquez en sus Cuadernos Biográficos- se anuncian en los carteles las corridas de toros de las fiestas de San Lucas, y con ellas la feria de Jaén. La ciudad se halla preparada para los festejos... hace un tiempo tibio, delicoso. La cosecha del olivo se promete generosa en trabajo para los aceituneros y en aceite para vender... la ciudad organiza bailes de gala en el Casino Primitivo y fiestas populares en el Casino de Artesanos. Se celebran veladas en la Real Sociedad Económica de Amigos del País. El Liceo y el Salón Iris programan sus espectáculos...
La feria irrumpe y se anuncia llena de color'

La historia del Colegio de Jaén estaba en ciernes...

La Pedagogía de Pedro Poveda es una pedagogía para el aquí y el ahora, es una pedagogía para tiempos difíciles.

La Comunidad Educativa del Colegio, con su vestíbulo de arcos de ladrillo, sus patios, su buganvilla, sus tres palmeras y su inconfundible cancela testigo del trasiego de tantas personas y proyectos sigue y seguirá soñando porque -en palabras de Poveda-:

'Tenemos mucha fe, mucha esperanza y no dejamos de soñar y hasta realizamos algunos sueños guiados por la Providencia'.

Muchas gracias


Panel I Centenario de la IT en Jaén. Real Sociedad Económica. 29 de marzo de 2014
@jos_lomas jlesolengua.blogspot.com.es jlesolengua@gmail.com



oOo

sábado, 21 de junio de 2014

Citas de Poveda

No hace falta ser rico para dar, basta con ser bueno.

Vosotros podéis conquistar el mundo.

Dadme una voación y yo os devolveré una escuela, un método y una pedagogía.

Aprended la manera de conquistar el mundo por la educación y la cultura.

La alegría hace breve el tiempo, convierte en cielo la tierra.

Las obras dan testimonio de nosotros.

Tenemos mucha fe, mucha esperanza y no dejamos de soñar y hasta realizamos algunos sueños fiados por la providencia.


Es mucho más fácil callar que hablar bien

Ilustración de Sofía López

No te dejes dominar por la ira

Ilustración de Geno López

viernes, 20 de junio de 2014

Aquí todos hemos de cooperar

















Juani Linares, madre delegada de curso

Queridos compañeros, queridos amigos:

Aprovecho este blog para agradeceros el dejarme compartir estos 12 años maravillosos con vosotros, padres y madres, y con nuestros hijos, el haberme dejado junto a Ángel Lázaro la responsabilidad de haber sido una de vuestras delegadas de curso, sólo quiero daros las gracias, y deciros que os he sentido como hermanos, he disfrutado estos años como una niña acompañándolos a las excursiones o salidas al teatro que el colegio realizaba e intentando organizar las fiestecillas de nuestros hijos; para mí no ha supuesto esfuerzo alguno, quizás porque me tocaba siempre la parte bonita del cuento, porque me encantan las fiestas, creo que eran momentos para compartir alegrías, inquietudes, posibles mejoras para todos, al fin y al cabo momentos de hacer convivencia y hermandad, siempre he actuado de buena fe queriendo satisfaceros a todos, creo que lo he logrado, o mejor dicho lo hemos conseguido entre todos, porque para mí habéis sido un grupo de padres e hijos excepcionales en todos los sentidos, quiero que sepáis que estoy y sigo en el colegio, y, en mi casa, tenéis las puertas abiertas siempre para lo que necesitéis, pido disculpas si en algún momento no he estado a la altura de vuestras necesidades, os aseguro que no ha sido de mala fe, simplemente somos humanos y nos equivocamos, y por supuesto he hecho las cosas desde la ilusión, el cariño y con el corazón.
Aunque sigo en el colegio quiero aprovechar para dar las gracias al profesorado, dirección, secretaria, administración y portería por todo el cariño que recibo vuestro.
Doy gracias a San Pedro Poveda por haber hecho posible este encuentro con vosotros, sin él, quizás no nos hubiésemos conocido y ha sido un placer el haber compartido con vosotros estos 12 años.
Gracias a todos por dejarme vivir esta experiencia, nunca os olvidaré y siempre os llevare en mi corazón.
….Y no puedo terminar si no digo mi frase preferida….

Aquí todos hemos de cooperar. Aquí no hay uno solo y los demás son comparsa sino que cada cual tiene su sitio, su deber, su responsabilidad”. (Pedro Poveda)


Juani Linares, vuestra amiga y delegada.

sábado, 14 de junio de 2014

Palabras de gratitud y despedida en mi jubilación


Pura Hidalgo, profesora

Palabras de despedida y de gratitud ante mi próxima jubilación


Jaén es lugar de encuentro. Aquí Pedro Poveda se encontró con Josefa Segovia, hecho que ensanchó el horizonte de esta joven hasta límites insospechados para ella.

-P. Poveda: “¿Quieres venir? ¿Te gusta la idea? 
Exige riesgo, aventura, creatividad y amor. Tú tienes todo eso, tú tienes ilusión ¿Quieres venir?

- Josefa Segovia: ”C
uenta conmigo, abriremos caminos, soñaremos horizontes, cuenta conmigo. Haremos una Obra para el mundo”

Jaén también fue para mí lugar de encuentro. En este Colegio me encontré con la Institución Teresiana y sentí, como Josefa Segovia, la invitación a continuar la idea buena de Poveda. 

Aquí, en este Colegio, se unen mi pasado, mi presente y mi futuro como eslabones de una misma cadena que tuvo su origen en 1914, cuando Josefa Segovia era su primera directora. 


Aquí, en este Colegio,  fui primero un eslabón como alumna y después he formado parte de otros eslabones como profesora, tutora y miembro del Equipo de Pastoral.

En este lugar he trabajado, codo con codo, con mis compañeros, acompañando como equipo a cada alumno y a sus familias: en la oscuridad de las “noches” hemos remado juntos. Cada madrugada hemos esperado juntos la luz. Y ya avanzado el día, a pleno sol, hemos sido testigos de la Vida que se ha ido abriendo paso poco a poco, característica propia de todo crecimiento humano.


En la imagen Pura Hidalgo acompañada de compañeros del Colegio
Ahora que cierro una etapa para dar paso a otra, sólo me surge una palabra que lo expresa todo: ¡GRACIAS!

Algo termina y algo nuevo comienza, abriéndose otros caminos por donde seguir diciendo Sí a la Vida con seriedad y responsabilidad.

Cuento con vosotros/as. Seguid contando conmigo



oOo

domingo, 8 de junio de 2014

Las andanzas de Pedrito Viajero en el Colegio Itálica de Sevilla

Desde el colegio Itálica nos llegan estas imágenes de nuestro Pedrito Viajero

Pedrito asiste al Festival de la Canción Blanca






oOo

Las andanzas de Pedrito Viajero en el Colegio Bética Mudarra de Córdoba


Miércoles 14 de Mayo 2014

Pedro Poveda viajero visita los patios de Córdoba acompañado por los niños y niñas de 4 años de E. Infantil


Nuestro amigo Pedro llega a las clases de 4 Años de Infantil a conocernos para acompañarnos en nuestra salida de hoy.


Les leemos su carta de presentación y deseamos entre todos que pase un buen día y conozca nuestros Patios de Córdoba y se lleve su mochila llena de ilusiones y fotos de nuestra ciudad en mayo.



En el autobús, se abrocha el cinturón como un niño más.



Empezamos visitando los 13 patios del Palacio de Viana. Vemos el Patio de la Reja, del Pozo, de los Gatos, del Jardín, de las Columnas, donde tomamos nuestro desayuno acompañados de nuestro amigo Pedro.





Pedro está contento por conocer nuestros patios y disfrutar de sus nuevos amigos de 4 años.



Después paseamos por un barrio típico de Córdoba, Santa Marina, vimos su torre, la iglesia, la plaza con la estatua de Manolete, ya que éste barrio era típico de toreros. Así llegamos al patio de la calle Marroquíes y allí hicimos nuestra última foto con nuestro amigo Pedro.




Volvimos al colegio en el autobús, todos muy contentos de haber pasado juntos estas bonita mañana de nuestro mayo cordobés.

oOo

sábado, 7 de junio de 2014

martes, 3 de junio de 2014

Amigos de la brisa, el musical

LUGAR: TEATRO DARYMELIA

DÍA: 16 de junio

HORA: 20 horas

Entradas a la venta en el Colegio

Cartel anunciador del musical

Grupo de chicos que representan el musical acompañados de María José Cobo y Cristina García

Ilustración de Juan Carlos Armenteros (2º de ESO)


domingo, 1 de junio de 2014

Historia de la Institución Teresiana


oOo

I Certamen de pintura rápida: el patio del Cole vestido de color


Los premiados en el certamen exhiben sus obras entre los miembros del jurado
(David Padilla, Kayser y Magar)

Panorama de las obras presentadas a concurso

Momentos previos a la entrega de premios
 




Fotos tomadas por Maxi Tomé

oOo