sábado, 15 de noviembre de 2014

Clausura del Centenario de la Institución Teresiana en Jaén



Clausura del Centenario de la Institución Teresiana en Jaén

JAÉN, España.
El pasado 25 de octubre tuvo lugar con una eucaristía en la Catedral de Jaén la ceremonia de clausura de las celebraciones por el Centenario de la presencia de la Institución Teresiana en esa ciudad.
La cordial acogida a los participantes se realizó en la plaza de Santa María minutos antes de las 19, hora de inicio de la eucaristía presidida por el Sr. Obispo de la Diócesis, D. Ramón del Hoyo López, quien concelebró junto con D. Antonio Ceballos, el obispo emérito y otros quince sacerdotes.
Fue un cierre de Centenario solemne y agradecido ante el altar por los cien años de vida de la Institución Teresiana en la ciudad Jaén. Cien años de evangelización, de oferta de un carisma para la Iglesia y el mundo vivido por muchas generaciones de esta tierra, mar de olivos y fruto de bendición.
Al inicio de la celebración se trasladó un cuadro de san Pedro Poveda de la Capilla donde suele estar, a un lateral del Altar Mayor. Al otro lado se colocó uno de Santa Teresa de Jesús.
Enriquecieron la celebración la música y los cantos de la Escolanía de la Catedral y la Cantoría Coral de la misma, dirigida por Cristina García de la Torre, profesora de música del colegio Pedro Poveda.
En la homilía D. Ramón del Hoyo López evocó a Santa Teresa en el año del V Centenario de su nacimiento. Invitó a dejarnos acompañar por ella. Enseguida hizo un breve recorrido de la huella que san Pedro Poveda dejó en la Iglesia y en la sociedad como sacerdote, Fundador y humanista. Destacó en él la esencia que movió su vida: ”También a san Pedro Poveda Dios le convirtió desde muy joven. Tuvo la experiencia de su amor y sintió, desde su presencia, un intenso deseo de comunicarlo a los demás. Podemos imaginarle horas y horas ante la presencia de Dios, en la celebración de la Santa Misa, con su corazón abierto a Dios de par en par, contemplándole de cerca y preguntándose cómo llevar su amor a los demás”, dijo el obispo.
Las ofrendas, así como la oración de los fieles, hechas como pueblo de Dios y familia Institución, ayudaron a vivir la eucaristía como culmen de las celebraciones del Centenario. En todo momento el recuerdo de Josefa Segovia, inseparable al padre Poveda en aquellos comienzos y tan decisiva para el futuro de la Obra, se hizo presente.
El ambiente de fiesta, alegría y pertenencia a esta “Idea buena” que en es la Institución Teresiana, vivida de manera tan complementaria por miembros de las asociaciones, del Movimiento I.T. (MIT), por antiguos y antiguas alumnas, por el alumnado y las familias actuales, tanto como por amigos y colaboradores, llenaba la Catedral y la envolvía como una alabanza.
Durante la celebración se expresaron palabras de compromiso y renovación:“Fiados en la presencia y en  la acción del Espíritu, renovamos hoy, después de 100 años, nuestro compromiso de anuncio y de construcción del Reino, junto a tantos hombres y mujeres que buscan el Reino de Dios y su justicia”.
El himno del centenario creado por una profesora del  colegio Pedro Poveda y cantado por un grupo de niños del mismo, puso broche final a la celebración. Notas que continuarán sonando en la memoria agradecida por cien años de historia lleva de vida.
Info.IT
Información de Encarnita Molina y Francisca Pérez Catena

oOo

sábado, 1 de noviembre de 2014

Cien años viviendo un gran sueño





Cien años viviendo un gran sueño

Cien años viviendo un gran sueño .. así empieza la canción que los alumnos del colegio Pedro Poveda cantaron, como primicia, en la Eucaristía de Clausura del Primer Centenario de la Institución Teresiana en Jaén, que se celebró el 25 de octubre de 2014, en la S. I. Catedral de nuestra ciudad.
Nuestro colegio ha recogido la antorcha de ese sueño y ha querido mantenerla viva, de manera especial en este año -septiembre 2013-octubre 2014- en que ha celebrado este Centenario.
La herencia recibida se hace realidad en nuestro vivir cotidiano; se hace realidad cuando "todo lo hacemos de corazón", cuando procuramos que cada persona dé de sí lo mejor que puede dar", cuando seguimos buscando la manera de hacer dialogar hoy-la fe y la ciencia - la fe y la cultura. La herencia recibida se hace vida porque somos conscientes de que 'todos hemos de cooperar- Aquí no hay uno solo y los demás son comparsa, sino que cada cual tiene su sitio, su deber, su responsabilidad'.
Quiero expresar un profundo agradecimiento a tantas personas como han hecho, y siguen haciendo, posible la formación integral de tantos hombres y mujeres, desde la propuesta de San Pedro Poveda. Educadores empeñados en construir una escuela donde todos cabemos, donde la persona es lo primero; una escuela que quiere contribuir a la transformación de la realidad, formando personas comprometidas desde los valores del Evangelio.
Cien años viviendo un gran sueño, que nos abre la mirada hacia el futuro y pone nuestras manos en el presente, para que sigamos soñando y haciendo realidad este mundo en el que todos cabemos, este mundo que queremos que sea la casa abierta para todos. 
Sigamos soñando y haciendo realidad los sueños.
Ana Mª Quirós del Valle
Directora del colegio Pedro Poveda, Jaén